En la entrevista de hoy te contaremos algunos consejos para conseguir un buen retrato intimista.

El entrevistado de hoy es David Gramage, fotógrafo de Madrid, especialista en fotografía de desnudo y profesor de iluminación en la escuela Too Many Flash y formador de Olympus.

David empezó como fotógrafo de retrato, pero poco a poco fue entrando en un tipo de fotografía más intimista, fotografía de desnudo, mayoritariamente femenino.

 

Consejos para un retrato intimista

 

1.- Autoconocimiento

Independientemente de tener una buena base técnica y conocimiento del comportamiento de la luz se debe saber exactamente qué es lo que necesitamos de las fotos que queremos realizar. Cuál es el mensaje que queremos transmitir.

Una vez controlado estos 2 aspectos hemos de aprender a mirar como lo hace nuestro objetivo, aislando una escena en concreto, previsualizar y elegir el lugar donde realizaremos la sesión y tener controlado el entorno para tener un ambiente idóneo y controlado para la realización ideal de nuestra sesión.

 

 

2.- Buscar la naturalidad

Dejar claro lo que será la sesión, y buscar una complicidad con el/la modelo para que se deshiniba y poder conseguir unos gestos naturales.

El desnudo no tiene porque ser explicito, un gesto, una mirada, un detalle… puede expresar muchísimo.

 

 

3.- Entender el comportamiento de la luz

Un fotógrafo debe ser un buen iluminador, la luz es la base de la imagen y de la narrativa.

Cuando empezamos a hacer retrato no tenemos claro como trabajar la luz, ésta nos abrirá un mundo de posibilidades que nos ayudará a expresar.

La luz debería ser muy suave y envolvente, un reflector es un accesorio sencillo y no muy caro que nos ayudará a matizarla o a envolver al sujeto con una luz dura, suave o con una dominante concreta, dependiendo del tipo de reflector (blanco, negro, dorado, plateado, difusor…)

 

 

4.- La comunicación con la modelo

Una parte muy importante a la hora de trabajar con alguien es el trato directo y personal con esta persona.

David nos aconseja no conocer demasiado a éste para hacerlo durante la sesión.

Es importante tener una buena conexión con la persona para que ella se sienta confiada con el fotógrafo y conseguir una química especial.

Con ésto conseguiremos que nos de algo que ni siquiera él sepa que sabe hacer, que se salga de su papel y cuente algo distinto, fuera de lo que suele ser habitual.

 

5.- Definir tu óptica

David nos aconseja que nos identifiquemos con un tipo de lente y de focal que nos sintamos a gusto.

En su caso opta por un tele, el 45mm de olympus, que en formato 35mm equivaldría a un 90mm, pero cualquiera debe identificarse con su focal idónea dependiendo de su estilo y su gusto.

 

 

6.- Desenfoque

La mejor forma de destacar el primer plano, y así el rostro, los gestos… en un retrato es desenfocar el fondo, cosa que hará centrar la atención en la persona fotografiada.

Para ello debemos conocer nuestra lente y los parámetros que nos permitirán realizar ese desenfoque (objetivo tele, grandes aperturas del diafragma y proximidad al sujeto fotografiado) buscando fondos suaves homogéneos que no distraigan.

 

7.- Edición y revelado

La fotografía debería estar lo más acabada posible en la toma, no tiene sentido acabar la fotografía en la edición.

Aunque la edición es importante y cada uno es libre de editar sus fotografías tal y como desee es la diferencia entre una fotografía y un fotomontaje.

 

Puedes encontrar todo el trabajo de David Gramage en:

INSTAGRAM @davidgramage